INNOVATION FOR SOCIAL CHANGE

Blog de innovación social de Guadalupe de la Mata

Claves para una buena comunicación (II)

 En el post  que publiqué hace unos días titulado Una excelente manera de comunicar: dar desde el corazón. Vídeo del seminario completo de Marshall Rosengberg os hablé de la propuesta de comunicación no violenta de Marshall Rosenberg y sus principales elementos.

En este os propongo algunas claves para implementarla y:

1.  observar sin evaluar
2.  identificar y expresar sentimientos,
3.  identificar nuestras necesidades y
4. pedir con eficacia,

presentadas en el libro de Rosenberg “Comunicación no violenta. Un lenguaje de vida”

I) Claves para observar sin evaluar

Aprendamos a separar  la observación y la evaluación. Siempre que las mezclamos, la otra persona suele tener la impresión de que estamos criticando.

1) Sustituir todo juicio y crítica por una observación objetiva.

Cuanto más objetivo y preciso se es en el comentario, más posibilidades existen de que lo que decimos sea interpretado por la otra persona como una tentativa legítima de comunicación en lugar de una crítica potencial.

Sustituir por
“Es usted un incompetente. Este informe es un desastre” “En este informe hay un par de ideas que creo no acaban de comunicar nuestro mensaje”.

2) Evitar todo juicio respecto al otro para concentrarse en lo que se siente.

Esta es la clave absoluta de la comunicación emocional eficaz. Si hablo de lo que siento, nadie puede discutírmelo, ya que solamente me pertenece a mí.

Si digo: “Llegas tarde, eres un egoísta. Sólo piensas en ti”  Obligamos al otro a contraatacar, a responder violentamente a lo que digo violentamente.

Sin embargo, si digo: “Habíamos quedado a las 8 y son las 8:30. Es la segunda vez que ocurre. Cuando haces eso me siento  frustrado” . El otro no puede cuestionar mis sentimientos ya que son solamente míos. Le ofrecemos la oportunidad de que me comprenda, de disculparse y cambiar de actitud.

El secreto consiste en describir la situación con frases que empiezan por “yo” en vez de “tú”. Al hablar de mí y solamente de mí, no estoy criticando a mi interlocutor, ni le ataco, sino que me mantengo en la emoción y el sentimiento y, por tanto, en la apertura, la autenticidad y la objetividad.

3) Las observaciones tienen que ser específicas del momento y el contexto.
“Juan no ha marcado un gol en veinte partidos”
en vez de:- “Juan juega mal el fútbol”

II) Claves para identificar y expresar los sentimientos

1) Cuando elaboramos un vocabulario de sentimientos que nos permite describir de forma clara y precisa nuestras emociones, nos resulta más fácil comunicarnos con los demás.
“Me siento un incapaz como guitarrista.”
“Me siento decepcionado / frustrado por mi falta de capacidad como guitarrista.”

2) Evitar las frases vagas, abstractas o ambiguas, y recordar que tenemos que emplear un lenguaje de acción positiva para hacer saber a los demás qué queremos de ellos, en lugar de centrarnos en lo que no queremos.

III) Claves para identificar mis necesidades

Tener claro qué necesidades estoy buscando satisfacer, me ayuda a diseñar estrategias eficientes, realizar pedidos claros y concretar acciones saludables.

Por otro lado, reconocer con empatía las necesidades que están motivando las acciones de los demás, facilita la cooperación.

Este gráfico muestra las principales necesidades humanas para ayudarnos a idenficarlas.

IV) Claves para hacer peticiones efectivas

1) Al hablar, cuanto más claramente manifestemos qué queremos, más probable será que lo consigamos.

Ya que el mensaje que enviamos no siempre es el mismo que recibe quien nos escucha, necesitamos saber cómo averiguar si lo que hemos dicho se ha entendido correctamente. Sobre todo cuando hablamos a un grupo, debemos dejar muy claro qué clase de respuesta esperamos recibir. De otro modo nos enzarzaremos en conversaciones que no llevan a ninguna parte y que harán perder mucho tiempo a los miembros del grupo.

2) Para lograr que los demás confíen en que les estamos pidiendo algo, y no exigiéndoselo, debemos indicarles de alguna manera que sólo queremos que satisfagan nuestros deseos si les apetece hacerlo. El objeto de la CNV no consiste en cambiar a la gente ni en modificar su conducta, sino en establecer un tipo de relación basado en la sinceridad y la empatía que permitirá que se satisfagan las necesidades de todos.

Resumen: La  expresión y recepción empática.

Expresar sinceramente cómo soy sin culpar ni criticar a nadie. Recibir con empatía cómo eres tú sin escuchar en tus palabras que me culpas o me criticas.
1. Los actos concretos que observo(veo, oigo, recuerdo, imagino) que contribuyen (o no) a mi bienestar:“Cuando yo veo, oigo……” 1. Los actos concretos que tú observas (ves, oyes, recuerdas, imaginas) que contribuyen(o no) a tu bienestar:“Cuando tú ves, oyes……”
2. De qué modo me siento en relación con estos actos:“………me siento……..” 2. De qué modo te sientes en relación con estos actos:“………te sientes……..”
3. La energía vital en forma de necesidades, valores, deseos, esperanzas o ideas que crean mis sentimientos:“……….porque yo necesito……” 3. La energía vital en forma de necesidades, valores, deseos, esperanzas o ideas que crean tus sentimientos:“……….porque tú necesitas……”
Pedir claramente lo que sé que podría enriquecer mi vida, sin exigirlo. Recibir con empatía lo que podría enriquecer tu vida, sin escuchar ninguna exigencia en tus palabras.
4. Los actos concretos que me gustaría que se realizaran:“……..y me gustaría que tú……” 4. Los actos concretos que te gustaría que se realizaran:“……..y te gustaría que yo……”

 

Anuncios

4 comentarios el “Claves para una buena comunicación (II)

  1. Mercedes Valladares Pineda
    26 noviembre, 2012

    Hola Guadalupe: me parece una idea fenomenal que difundas el trabajo de Marshall Rosenberg y su método de Comunicación no Violenta. Yo tuve la oportunidad de tomar un curso intensivo con Pilar de la Torre, que es una de las dos formadoras certificadas en España. En la actualidad, me estoy formando en CNV para coaches. Os recomiendo este método a todas las personas con independencia de su profesión. No nos damos cuenta de la violencia que producimos con una “simple palabra” porque estamos acostumbrados a comunicarnos de esta manera. Apenas estoy tomando consciencia de mi forma de comunicarme, espero que con la práctica mi comunicación sea cada vez más pacífica.

    Un abrazo,

    • guadalupedelamata
      27 noviembre, 2012

      Gracias por el comentario Mercedes, a mí me encanta el método y los vídeos de Rosenberg son muy útiles además de divertidos. Cuéntanos tus experiencias, seguro que nos resultan útiles!

  2. Trinidad Gimeno de Carlos
    26 noviembre, 2012

    Me parece una información estupenda que me ayuda a complementar mi trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 26 noviembre, 2012 por en Liderazgo Social, Metodologías.

¿QUÉ ES LA INNOVACIÓN SOCIAL?

“La Innovación Social es un concepto en construcción, que engloba iniciativas que buscan nuevas formas de satisfacer las necesidades sociales que no están adecuadamente cubiertas por el mercado o el sector público o de producir los cambios de comportamiento necesarios para resolver los grandes retos de la sociedad ”

Para recibir novedades por email

SÍGUEME EN TWITTER

A %d blogueros les gusta esto: